dimecres, 9 de novembre de 2011

Ciao Sic

En la segunda vuelta de la carrera, Simoncelli afrontaba una curva de derechas cuando perdió el control de su moto. El italiano se aferró al manillar y cruzó el asfalto a lo ancho, quedando en medio de la trayectoria de Colin Edwards (Yamaha). La moto del estadounidense pasó por encima el cuello de Simoncelli, que perdió el casco a consecuencia del escalofriante percance.
En el accidente también se vio involucrado el mejor amigo en la parrilla de Simoncelli, Valentino Rossi (Yamaha), que chocó con Edwards pero logró evitar la caída. Mientras que el estadounidense sufría un fuerte impacto, Simoncelli quedaba inerte sobre el asfalto de Sepang.
Automáticamente, los comisarios de carrera sacaron la bandera roja y comenzó un tenso periodo de espera que se alargó unos 50 minutos hasta que se confirmó el fallecimiento de Simoncelli. El consejero delegado de Dorna, Carmelo Ezpeleta, enseguida confirmó la gravedad de la situación. "Marco está mal y no estamos para correr", dijo con cara de circunstancias.
El piloto del San Carlo Honda Gresini, con parada cardiorrespiratoria, fue trasladado a la clínica móvil e inmediatamente llevado a un hospital cercano en helicóptero, pero la gravedad de sus lesiones impidió que los médicos pudieran salvarle la vida..Al italiano Marco Simoncelli podría calificársele como un piloto carismático e irreverente que no dejaba indiferente a nadie a su paso tanto en lo personal como en lo deportivo, pero lo que todo el mundo sabía es que era uno de los grandes del campeonato del mundo de MotoGP.
Amigo íntimo de Valentino Rossi, este no pudo por menos que echarse la mano al casco cuando giró la cabeza sobre su Ducati Desmosedici para observar qué había sucedido, al ser testigo directo y casi involucrado en el accidente que le ha costado la vida a este joven piloto de Cattolica (Italia) de apenas 24 años.
Vecino del nueve veces campeón del mundo, puesto que la localidad de Cattolica se encuentra a apenas unos kilómetros de Urbino, "Súper Sic" llevaba las motos en las venas desde muy pequeño.
Simoncelli murió a los 24 años, tras un tremendo accidente.
Una semana después volvió a ganar en el Gran Premio de Catalunya, tras adelantar a Álvaro Bautista en la última vuelta, pero la trayectoria que protagonizó ese año le encumbró a lo más alto de la categoría, en la que se proclamó campeón del mundo.
Desde entonces y hasta nuestro días, Marco Simoncelli había crecido como piloto con dos conceptos antagónicos, su carisma fuera de la pista y su agresividad dentro de ella, lo que le hizo tener tantos amigos como algunos enemigos, pero sólo dentro de la pista, en donde hoy se ha dejado la vida.

Joan Andrés

11 comentaris:

  1. aques treball es interesant ja que parla de com va ocorrer auqesta trajica mort. ciao simoncelli 58.

    Hilario 1r PQPI

    ResponElimina
  2. molt be joan un treball magnific!! ciao sic!!

    Christian Ortega

    ResponElimina
  3. joan molt bon treball magnific espere que ne fages un altre encara millor hasta sempre SUPER SIC

    ResponElimina
  4. lo lo lo lololo be joan be molt bon treball!!

    ResponElimina
  5. Pobre xic...
    Pero el treball està molt bé.

    ResponElimina
  6. Molt bon treball!
    Pobre xic xé

    ResponElimina